Niñez de Siuna mejora su capacidad lectora

on Miércoles, 13 Septiembre 2017. Posted in Noticias de IPADE , Medios escritos , Últimas noticias

Educación. Al menos 3,150 niños de 17 escuelas de nueve comunidades y ocho barrios de Siuna, en el Caribe Norte, asisten a círculos de lectura todos los días.


En la comunidad madriguera se reúnen al menos 40 estudiantes.

  Educación. Al menos 3,150 niños de 17 escuelas de nueve comunidades y ocho barrios de Siuna, en el Caribe Norte, asisten a círculos de lectura todos los días. Algunos atraviesan ríos, quebradas y caminan horas para reunirse a leer.

Uriel Velásquez, El Nuevo Diario, Nicaragua

A 22 kilómetros del casco urbano de Siuna, en la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN), se localiza la comunidad la Madriguera. La mayoría de casas tienen paredes de tabla y piso de tierra. El camino para llegar es escabroso, sobre todo en tiempos de invierno. Ahí vive la niña mejor lectora de Nicaragua del 2016, tiene ocho años, está en segundo grado y se llama Jennifer Vargas.

Con una capacidad de lectura de al menos 84 palabras por minuto, el año pasado  Jennifer ganó el primer lugar en la Campaña Nacional de Lectura “Vamos a Leer, Leer es Divertido”, que cada año realiza el Ministerio de Educación.

Para fortalecer su capacidad lectora, Jennifer acude a los círculos de lectura que impulsa en 17 escuelas de nueve comunidades y ocho barrios de Siuna el proyecto “Niños y Niñas de Sectores Marginados logran el Derecho a una Educación Básica y de Calidad en Situaciones de Desarrollo y Emergencia”.

El proyecto que beneficia al menos 3,150 estudiantes de primaria es ejecutado por el Instituto para el Desarrollo y la Democracia (IPADE) y financiado desde el año 2015 por Save The Children. 

En los años 2015 y 2016 tres estudiantes que asisten a los círculos de lectura también estuvieron entre los tres primeros lugares del concurso nacional del Mined. 

Al menos 40 estudiantes de primero, segundo y tercer grado de la comunidad se reúnen de lunes a viernes durante dos horas extras a su horario de clases. 

Un improvisado salón de la capilla de la iglesia católica de la comarca es el lugar donde se reúnen. El calor al que se someten es agobiante. La mayoría usa chinelas y botas, solo siete tienen zapatos  y uniforme escolar. En un estand improvisado de madera se encuentran los libros y al llegar todos se abalanzan sobre él, se sientan sobre el piso y comienzan a leer.

“Venir a los círculos de lectura me ayuda analizar mejor los textos. Trato de venir todos los días pero a veces lamentablemente no puedo y me llevo los libros a la casa porque vivo a 40 minutos de aquí y tengo que pasar dos ríos”, cuenta Jennifer Vargas.

Los facilitadores de los círculos de lectura son voluntarios y fueron capacitados. Dora Isabel Joya es una facilitadora voluntaria de la escuela Niño Jesús de Siuna. “Fuimos capacitados en fonológica, el vocabulario, el conocimiento alfabético, la fluidez y la comprensión lectora.  En base a eso es que nosotros trabajamos con los niños de acuerdo con sus capacidades”, explica la facilitadora. 

Dora Isabel Joya no gana dinero como facilitadora, lo hace por vocación y por querer contribuir al desarrollo de los niños de su comunidad. “Si potenciamos la lectura luego vamos a tener grandes lectoras con mejores oportunidades para conseguir un trabajo y en la etapa universitaria la comprensión de los textos se les va facilitar muchísimo”.

Impacto familiar

Esta iniciativa en Siuna ha tenido un impacto positivo no solo en los menores sino también en sus familias, explica la coordinadora del proyecto del IPADE, Teresa Amelia Duarte.

“Este es un municipio muy machista y se dan casos frecuentes de violencia contra las mujeres, por eso aprovechamos que muchos niños son acompañados por sus padres y madres y los capacitamos sobre temas de género, el acoso callejero, escolar y sexual”, comenta Duarte.

(Tomado de El Nuevo Diario, Nicaragua)

Leave a comment

You are commenting as guest.

"Donantes que han contribuido con IPADE en 25 años"

Go to top

© 2015 IPADE

Managua,Nicaragua