En Mulukukú la mayoría no tiene partida de nacimiento

on Domingo, 13 Agosto 2017. Posted in Noticias de IPADE , Medios escritos , Últimas noticias

Desde el año 2015, el Instituto para el Desarrollo y la Democracia (IPADE) ejecuta el proyecto “Derecho a una identidad en Nicaragua” en ocho comunidades y tres barrios del sector urbano del municipio

Uriel Velásquez, El Nuevo Diario, Nicaragua

            Iniciativa. En este municipio del Caribe Norte de Nicaragua solo 18,000 personas están inscritas en el registro civil municipal, sin embargo, la población se estima en 51,000 habitantes. Varias instituciones se han unido a un proyecto para resolver la mayor cantidad de casos y sensibilizar sobre la importancia de una identidad.

Juan Francisco Burgos es un agricultor originario de la comunidad San Pedro Samaria, en Mulukukú, Región Autónoma del Caribe Norte (RACN). Su papá quiere heredarle 20 manzanas de tierra, 25 cabezas de ganado y también desea casarse. Pero tiene un impedimento: a sus 26 años no cuenta con una partida de nacimiento, una cédula o un documento que compruebe su identidad. Legalmente este hombre no existe.

Llegó hasta cuarto grado de primaria y para ingresar a la escuela no le pidieron documentos. A Juan se le dificulta la lectura y la escritura, y casi nunca baja al pueblo, pues su comunidad está a dos horas del casco urbano de Mulukukú. 

Cuenta que su papá nunca se interesó en inscribirlo en un registro civil; y él tampoco lo hizo, “porque ese papel no es algo que me resultara importante, pero ahora me doy cuenta que no hacerlo fue un error porque así como estoy, prácticamente soy nadie”. 

Hace dos meses Juan Francisco inició los trámites para obtener una partida de nacimiento y posteriormente solicitar una cédula de identidad. Los problemas de registro civil en Mulukukú “son serios”, admite el alcalde Guillermo Dávila Lara. “Mucha gente no le da la debida importancia a tener una identidad, y por la lejanía con el casco urbano no se inscriben y prefieren quedarse sin sus documentos. Otros desconocen el proceso y cuando se les dice qué hacer desisten porque les resulta costoso”.

El alcalde de Mulukukú explica que “existe la posibilidad de que haya gente que vive en territorios que antes pertenecían a Siuna, Río Blanco o Paiwas y que estén inscritas en esas alcaldías, pero no lo sabemos”. 

“El tema de identificación ciudadana en Mulukukú es bastante problemático porque hay muchas comunidades recónditas y lo que hemos podido ver en las comunidades, y aquí mismo en el pueblo es que hay muchísima gente que no tiene ni un documento”, agregó.

Según datos estimados por UNICEF, con base en la Endesa 2011, aproximadamente el 15.3% de niños y niñas en Nicaragua no son inscritos en el Registro Civil de las Personas, llegando a 19.9% en el área rural, 36.5% en la RACN y 22.3% en la RACS.

Pero en Mulukukú el problema se vuelve un poco más difícil al tomar en cuenta la posición geográfica y que es un municipio nuevo. Fue creado en el año 2004, y tomó territorios de Siuna, Paiwas, Prinzapolka y Río Blanco, Matagalpa. Actualmente cuenta con una población estimada en 51,202 personas, pero en el Registro Civil solo hay inscritas aproximadamente 18,000 personas, según cifras de la Alcaldía Municipal.

La inscripción de menores se vuelve más difícil en las comunidades rurales, cuyos nacimientos son atendidos por parteras no certificadas por el Ministerio de Salud que no pueden emitir un certificado de nacimiento, que es requisito indispensable para la inscripción.

“De ahí surge el problema de la no inscripción porque mucha gente se queda en su casa, se pasa el año y no vienen a inscribir al niño, después tienen que esperar a que cumpla siete para poderlo inscribir y así pierden el interés”, explica Escarleth Wymer, secretaria de registro de la Alcaldía de Mulukukú.

Proyecto 

Obtener una partida de nacimiento en un municipio como Mulukukú implica iniciar un proceso que para muchos resulta tedioso porque no lo conocen, o la movilización implica gastos que no pueden cubrir.

Desde el año 2015, el Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade) ejecuta el proyecto “Derecho a una identidad” en ocho comunidades y tres barrios del sector urbano del municipio con el apoyo del Programa de Desarrollo y Fortalecimiento Institucional (FDI), en Nicaragua.

En los últimos meses a través de la realización de un censo se detectó al menos 810 personas con problemas de registro y subregistro. Por eso Ipade estableció una alianza con la Alcaldía, el Juzgado Local y Mifan para resolver los casos.  Hasta la fecha se han resuelto 180 casos de personas entre cero y siete años, y 130 casos de mayores de 18 años. Los demás casos están en proceso de solución.

Para las personas mayores de edad el proceso es más largo y costoso. Deben presentar una constancia de nacimiento emitida por el centro de salud, hospital o el Ministerio de Salud, constancia de estudios, certificado de notas, diplomas, fe de bautismo o carta de presentación. 

Además deben llevar copia de cédula de identidad o partida de nacimiento del padre y de la madre, pero en muchos casos sus padres tampoco están inscritos.  Se les pide una escritura pública elaborada por un notario, (esto tiene un valor de aproximadamente 500 córdobas, y actualmente el proyecto de Ipade cuenta con un abogado designado por la Alcaldía que es quien está elaborando este documento de forma gratuita) y deben presentar  una negativa de inscripción emitida por la Dirección del Registro Civil Central, de Managua, cuyo precio es de 300 córdobas. 

Luego deben solicitar una constancia de vecindad emitida por la Policía, que en Mulukukú debería ser emitida por la Policía del municipio, sin embargo esto no ha sido posible por lo que deben viajar hasta Siuna para tramitarlo. Una vez obtenidos estos documentos deben acudir al registro civil municipal, y hasta ese momento pueden inscribirse y obtener la partida de nacimiento.

Entre 7 Y 17 años

Cuando la persona a inscribir es mayor de 7 años y menor de 18, “tiene que demostrar la fecha de nacimiento de los niños con un certificado de nacimiento, un boletín escolar o dos testigos de la comunidad. Nosotros le extendemos un certificado de negativa de inscripción y luego se van al Juzgado Local donde hacen el trámite de reposición de nacimiento, la jueza emite su sentencia, la persona regresa al juzgado y ahí es cuando se le extiende su partida de nacimiento y se inscribe en el registro”, indica Wymer.

Importancia del documento

En Mulukukú “existe una preocupación alrededor de las personas que no tienen documentos, porque se han dado casos en los que son víctimas de robo y violación y no pueden denunciar por no existir legalmente”, revela Pedro Hernández, del Ipade.

Una mujer de 27 años, habitante de la comunidad Lisawés, es madre de cuatro menores. Hace cuatro meses su hija de 12 años de edad fue violada. A inicios de este año con el proyecto de Ipade gestionó los documentos de sus cuatro hijos. 

“Cuando mi hija fue abusada afortunadamente ya tenía su partida de nacimiento, porque si no, no hubiera podido denunciar”, reconoce. Una mujer que encubrió al abusador de su hija está condenada, pero el hombre sigue prófugo.  

“Con bastante dificultad la gente sale de sus comunidades para ir a la Alcaldía; y cuando les explican el trámite muchos optan por no hacerlo porque como ven es caro y tedioso: tienen que ir dos veces a Managua, luego ir dos veces a Siuna para solicitar la constancia de vecindad, y después ir a retirarla, el siguiente paso es bajar al pueblo de Mulukukú para inscribirse, al final  una persona le puede costar alrededor de 6,000 córdobas sacar la partida”, afirma Pedro Hernández, técnico del  proyecto “Derecho a una identidad”, del Ipade.

Para evitar mayores gastos y los viajes a Managua existe una alternativa, pero muy pocas veces da resultado, señala Escarleth Wymer, del registro municipal. 

“Nosotros podríamos acceder al registro central desde acá y realizar el rastreo, pero no contamos con el sistema para hacerlo. Algunos casos los resolvemos vía telefónica, pero en el momento que del registro central nos llaman acá a Mulukukú, porque si nosotros llamamos allá, siempre nos sale saturada la línea y no se nos atiende bien”, explica.

Con la inscripción oficial de las personas en un registro civil “se contribuye a que los niños y niñas tengan derecho a un nombre, un apellido, a una nacionalidad y de esta forma puedan acceder a servicios básicos como salud y educación”, dice Pedro Hernández, quien brinda asesoría a Juan Francisco Burgos, de 26 años, que quiere casarse y cuyo padre desea heredar en vida.

Burgos ya reunió todos los documentos necesarios y espera que el próximo lunes la Jueza Local de Mulukukú emita una sentencia para que pueda ser inscrito en el registro municipal y una vez tenga su partida de nacimiento, solicitar su cédula. De esta forma, como agricultor también espera acceder a programas sociales del Gobierno, lo que hasta ahora no ha podido hacer por falta de un documento de identidad.

(Para ver el artículo original publicado en El Nuevo Diario, Nicaragua, haga clic en este enlace)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Bienvenidos al Centro de Capacitaciones

"Donantes que han contribuido con IPADE en 25 años"

Archivos históricos


Aquí encontrarás más información sobre IPADE 

 

VER

 

Encuentranos en Facebook

SFbBox by casino froutakia

Ubicación

Estamos ubicados

en km 9 1/2 

Carretera Masaya

Managua

Encuentranos en Nicaragua

Go to top

© 2015 IPADE

Managua,Nicaragua